Días de Pasto

07.03.2013

Sueños encerrados entre la montaña intocable, donde el miedo te aleja del verde y el descuido tropieza el alma.

Cantos encerrados en la ducha, bajo chaquetas de paño y corazones tristes, almas sin alma y apariencias que no engañan.

Corazones alados que cantan mantras, sueños rotos queriendo ser reparados, días de ocio pegados con colbón y separados con espátula...dolor... eso soy yo metida en las montañas.

Natalia Silva Ramón

Nariño. Julio de 2013.