¡Feminista!

30.10.2020

- ¡Feminista! - me gritó creyendo que de esta manera me insultaba.
- Ni tú ni yo sabemos bien lo que es el feminismo - le dije casi sin alterarme - a mí me queda mucho por leer y tú no has leído nada al respecto.
- Es que eres demasiado radical cuando algo no te gusta -
- Pues si eso es el feminismo, sí, soy una feminista. Tengo derecho a vivir la vida que yo quiero ¿Qué es lo que te disgusta de eso? -
- Que podrías ser más dulce... No sumisa pero de vez en cuando podrías permitirte algo que no te gusta para que el otro esté cómodo -
- Tienes razón. Pero siempre que me he traicionado a mí misma por cuidar del otro me siento terrible. A esta altura de mi vida ya sé que hay cosas que no me gustan. Tal vez no soy dulce... No. No lo soy. Y si ese es mi pecado, moriré pecando.

***
Y en ese instante valoré más que nunca el espacio infinito en que soy yo y puedo ser mi "habitación propia", el retorno a la soledad en la que siempre me he confiado, el aroma a mí misma que sostiene mi palabra.
Me miré al espejo, me serví un café, sonreí en mi compañía y me dije: sí, a lo mejor sí soy una feminista.

Natalia Silva Ramón

Bogotá D.C 2020